//
you're reading...
Educación, Ensayos, Sociedad, Tecnología

Aprendizaje en redes sociales online: apertura hacia la ecología del conocimiento

Por Alejandra Berríos Lizana

La irrupción de la tecnología ha modificado incluso los contextos cotidianos en que las personas se desenvuelven. Para las generaciones que han presenciado estas transformaciones, urge la necesidad de adaptarse, sin embargo, para quienes han nacido inmersos en el nuevo entorno, las tecnologías constituyen una extensión natural, a través de la cual se produce gran parte de las experiencias personales y sociales, como la comunicación, el intercambio, la creación, etc.

Producto de este dominio tecnológico avanzado, nacen requerimientos para un nuevo ecosistema comunicativo y de aprendizaje. Entre estos se encuentran la inmediatez, aceleración, accesibilidad, conectividad, atenuación de los límites entre la simulación y lo auténtico, lo público y lo privado, lo lúdico y lo académico. De igual modo, cobran relevancia conceptos como la responsabilidad individual, el análisis crítico, la autonomía, la actualización constante, el shock emocional, intuición, trabajo colaborativo, interacción rápida, pantalla individual y una forma de autoría grupal (Revista Comunicar, 2012)

El impacto que ha producido este fenómeno estaría incidiendo en la organización del cerebro humano a través de la neuroplasticidad, según diversos estudios mencionados por Small y Vorgan (2008). Esto explicaría que las nuevas generaciones presenten características diferentes a sus predecesoras.

Los denominados “nativos digitales” (Prensky, 2001) poseen habilidades avanzadas en el manejo de las tecnologías y las utilizan habitualmente, al punto de tecnofilia, según informa García et al. (2006). Orientan sus actividades laborales, académicas y de entretención de una nueva forma, prefieren los formatos multimedia a los textuales, procesan información simultáneamente desde múltiples fuentes, privilegian la instantaneidad, permanentemente comunicados, generan contenidos propios y navegan fluídamente por Internet. Además, utilizan reproductores de audio y video digitales, toman fotos en este formato como parte de su rutina, manipulan, envían y comparten contenidos y son capaces de crear videos, presentaciones multimedia, música, blogs, etc. a través de su computador personal.

Evolución de los paradigmas educativos

La educación formal basada en el paradigma transmisivo, centra sus saberes en el docente, el currículum y los libros de texto, aplicando el modelo “uno-todos”. La red de Internet ofrece un archivo infinito, una biblioteca de diversos e inconmensurables saberes en formatos hipertextuales, proponiendo un modelo interactivo “todos-todos”, donde se requiere de la “inmersión y manipulación de ventanas móviles, abiertas a múltiples conexiones entre los contenidos e interactuantes, dispersos geográficamente, que pueden realizar acciones y encuentros de colaboración sincrónica y asincrónica” (Revista Comunicar, 2012, p.54).

El aprendizaje y el conocimiento han evolucionado desde el tradicional concepto relacionado con contenidos estáticos, para adquirir un carácter dinámico, vivo y en permanente evolución. “Al reconocer que el aprendizaje es un proceso desordenado, nebuloso, informal, caótico, tenemos que repensar la forma en que diseñamos la enseñanza.” (Santamaría, 2011) El mismo autor también indica que el aprendizaje “se extiende a través de múltiples contextos, experiencias e interacciones. Ya no es sólo un concepto aislado o individual, sino que es incluyente, social, informal, participativo, creativo y para toda la vida”.

La evolución de las tecnologías está cambiando la manera en que las personas interactúan y se relacionan. La portabilidad de datos, la instantaneidad de la información y la inter-funcionalidad de los recursos ya no están dadas por una determinada aplicación, ahora exigen estar embebidas en la misma red de Internet. En este sentido, han cobrado protagonismo las redes sociales online como nuevos soportes de comunicación en comunidades virtuales, capaces de integrar las esferas formal e informal. La mayoría de las personas, especialmente los nativos digitales, ya están en las redes sociales, se comunican e interactúan conectados a ellas.

Las redes sociales online, de acuerdo con lo que dice De Haro (2010), son estructuras compuestas por personas u otras entidades humanas, las que constituyen nodos interconectados por una o varias relaciones, que pueden ser de amistad, laborales, intercambios económicos o cualquier otro interés común. Estas plataformas permiten a los usuarios integrar diferentes recursos expresivos, sean de autoría propia o extraídos de la red, transformándose en su espacio personal de aprendizaje informal. Esto permite la gestión individual, la cual una vez conectada a la comunidad, constituye un valioso recurso para la experiencia de los demás participantes, a través del intercambio de información, la interacción y la colaboración (Llorens y Capdeferro, 2011).

De Haro (2010) pone de relieve que, en redes sociales, el foco está puesto en las relaciones entre personas, lo que le otorga una gran plasticidad a estas plataformas on line, dado que es el usuario quien acaba determinando su función. Vistas desde una perspectiva formativa, esta falta de especialización o ausencia de herramientas educativas concretas, permitiría darles un enfoque más adecuado, dependiendo de las necesidades particulares de cada grupo de aprendizaje. Por otra parte, las relaciones interpersonales a través de redes sociales, perduran más allá que el tiempo que toma una experiencia educativa; por lo tanto, éstas propiciarían entornos favorables para articular aprendizajes a lo largo de toda la vida y permitirían la divulgación de los mismos extendiéndose gracias a las redes informales de la comunidad educativa.

De acuerdo al perfil de los nuevos estudiantes tecnoexpertos, Johnson et al. (2009) indican que los estudiantes de hoy quieren ser parte activa en su proceso de aprendizaje, no meros oyentes; necesitan tener el control de sus entornos, y los utilizan para acceder fácilmente a contenidos y conocimientos disponibles en la red de internet. Por su parte, Cabedo, R. (2011) afirma que el nuevo modelo Web 2.0 debe basarse en nuevas orientaciones de calidad, centradas en la satisfacción de las necesidades y expectativas de los estudiantes, como auténticos protagonistas de las acciones formativas.

Producto del desarrollo tecnológico, las características de orden determinista, mecanicista y lineal, propias de las relaciones en la sociedad 1.0, han sido sustituidas por un nuevo orden más sinérgico, multidireccional y orientado a la colaboración. En este nuevo escenario, los alumnos deben ser capaces de aprender, trabajar, jugar y compartir en prácticamente cualquier contexto, junto con adquirir las competencias necesarias para poder adaptarse de manera flexible a un mundo vertiginosamente cambiante,  estructurado en múltiples conexiones. En virtud de lo expuesto, la educación debiera evolucionar como exigencia de una incipiente sociedad 3.0 que reclama una transformación educativa (Cobo, C. y Moravec, J., 2011. p.63).

Según Coboy Moravec (2011), “todo ciudadano de la era actual está llamado, en menor o mayor medida, a desarrollar un conjunto de aptitudes para desenvolverse en un mundo inundado de información y conexiones”. En torno a esta idea se debiese pensar en “invisibilizar las tecnologías”, para centrar la atención en el desarrollo de saberes, habilidades y destrezas que permitan adquirir, procesar, administrar y comunicar conocimientos de manera selectiva, efectiva y multicontextual.

Referente a la necesidad de educar individuos en redes de conocimiento para desarrollar capacidades de adaptación a un mundo en constante cambio, Santamaría (2011) destaca que “estos aprendices serán más capaces de reconocer nuevos modelos o de captar los vientos cambiantes de información del conocimiento. Los individuos son así capaces de entender qué significa lo que hacen los patrones emergentes”.

Si se analizan las características de la enseñanza-aprendizaje en modalidad eLearning, es fácil encontrar varias coincidencias con la estructura de las redes sociales: se centra en el alumno, se desarrolla entre participantes de una comunidad virtual, está basada en las comunicaciones e interacciones entre sus miembros, requiere de autonomía y autodirección, tiende a la individualización de los estilos, potencia la construcción del conocimiento y el desarrollo de la inteligencia colectiva en torno al debate y la sinergia de intercambio, integra espacios personales y públicos. Luego, si estas plataformas son utilizadas cotidianamente por los alumnos como parte de su vida, adquieren el componente de invisibilidad requerido.

Aprendizaje colaborativo e interacción en redes sociales online

“La cualidad característica de la especie humana no es la capacidad de comprender la organización del mundo, sino la constante interpretación del contenido de la mente de los demás, manifestada de diferentes formas: palabras, acciones, producciones” (DIIE, s. f., p.2).

El cerebro de los homínidos evolucionó al organizar sus relaciones con otros. En la actualidad las tecnologías envuelven estos procesos, conformando comunidades interconectadas a través de la Web, por lo cual se vuelve relevante el cómo se producen allí las interacciones, los diálogos y las transacciones sociales, para  impulsar y fortalecer la colaboración que permiten recrear y resignificar los contenidos compartidos, desde una mirada pedagógica.

Las relaciones interpersonales se están desarrollando contenidas en las redes sociales online. En torno al carácter colaborativo de éstas representan una opción viable para implementar recursos pedagógicos capaces de propiciar aprendizajes significativos. A través del trabajo colaborativo, los alumnos pueden catapultar sus capacidades individuales gracias a la influencia del grupo, mantener la motivación en los objetivos y contenidos, e implicarse activamente en el propio aprendizaje.

“El trabajo colaborativo, tanto en los entornos en línea como presenciales, se apoya cada vez más en tecnologías como la computación en nube, la conexión inalámbrica ubicua, los dispositivos móviles, los mundos virtuales o las herramientas de redes sociales” (García, I. et al, 2010, p.11).

Según indica la Universidad de Oriente, Virtual (2004), para que el esfuerzo colectivo propicie con efectividad el aprendizaje colaborativo, es necesario que en los grupos se den cinco características: interdependencia positiva, responsabilidad individual, habilidades sociales, interacción (cara a cara o virtual) y procesamiento de grupo.

La integración de las relaciones interpersonales formales e informales es lo que enriquece el proceso de aprendizaje y se constituye en un elemento fundamental para los modelos pedagógicos constructivista y conectivista. Éstos plantean que el conocimiento está en una diversidad de opiniones, emergiendo al conectar diferentes nodos o fuentes de información, de manera que se reafirma la idea “del potencial manifiesto de estas nuevas depositarias del saber colectivo que son las redes sociales” (Llorens y Capdeferro, 2011, p.42).

Malhotra anticipaba en 2002 que la ecología del conocimiento se centraría en las redes sociales de las personas, y en ella se hallan implicadas tanto la comprensión de los intercambios de conocimientos como las relaciones basadas en dichos intercambios. Entendiendo la ecología del aprendizaje como un entorno de conocimiento compartido, un sistema abierto, entrelazado, dinámico e interdependiente que permite la organización de diferentes agentes que apoyan y favorecen el proceso. En este sentido, el entorno del aprendiz debe ser dinámico, y adaptable al uso de cada persona (Siemens, 2003).

Las redes sociales facilitan la gestión de diferentes dispositivos, aplicaciones y servicios provenientes de la web, permitiendo dar forma a ambientes de aprendizaje capaces de abarcar “muchos espacios en entornos más amplios e híbridos, en red distribuida y extensible en un determinado lapso de tiempo y espacio” (Santamaría, 2011). Esto permite a cada individuo obtener conocimientos y competencias en forma autónoma, para resolver problemas auténticos.

La capacidad para integrar estos elementos al perfil de usuario transformándolo en un entorno personal de aprendizaje (PLE, por sus siglas en inglés), de acuerdo con los conocimientos previos, intereses y motivaciones de cada alumno, favorece la posibilidad de conectar y poner en común con otros miembros de esta red de pares (P2P) que conforman la comunidad de aprendizaje. A través de estas interacciones, se produce una “ecología de aprendizaje conectado” (Santamaría, 2011).

De esta forma, se propicia el diálogo y la interacción en una dimensión social que activa el pensamiento crítico y promueve transacciones cognitivas entre los participantes, pudiendo extenderse más allá del periodo en que se desarrolla la experiencia educativa. Llorens y Capdeferro (2011) indican que la propagación que tienen las propias acciones en redes sociales, sobre las cuentas de otros, por la vía de noticias y notificaciones, funciona como un potente mecanismo capaz de diseminar los contenidos.

La evolución de la educación formal hacia plataformas virtuales más abiertas, incorpora herramientas que facilitan la posibilidad de crear, generar y difundir contenidos propios en múltiples formatos, expandiendo ilimitadamente la cantidad de recursos disponibles en línea, lo que conlleva un cambio en la percepción y valoración de la construcción de conocimientos, implicando activa e indistintamente a alumnos y profesores en la producción de contenidos.

Cabedo, R. (2011) dice que la adopción de la web social en el ámbito educativo, permite a los docentes estimular a los alumnos para que sean ellos mismos quienes alimenten la red y la hagan suya, empoderándose de su propio proceso formativo. Tal como indica la Revista Comunicar del presente año, dentro del tema “Pedagogía de la interactividad”, estas prácticas buscan explorar propuestas y modelos pedagógicos adecuados a la sociedad del conocimiento. Esto implica desarrollar un modelamiento de los dominios del conocimiento, como espacios conceptuales en los cuales los estudiantes estructuren sus propios mapas y guíen sus exploraciones, donde los contenidos constituyen sólo el punto de partida en el proceso de construcción del conocimiento.

En síntesis, las tecnologías están incidiendo en el desarrollo de habilidades digitales, intereses y formas de interacción que presenta la generación de nativos digitales, e influyendo sobre las actuales necesidades educativas: extendiéndolas temporal y espacialmente, más allá de las instituciones formadoras . Se requiere de aprendizajes formales e informales durante toda la vida, para afrontar la complejidad e incertidumbre global. Esto implica una evolución hacia redes y comunidades que permitan procesos continuos, capaces de coexistir en forma orgánica, integrando recursos en un ecosistema online para la formación permanente.

El enfoque transmisivo y lineal del modelo educativo se desplaza hacia uno interactivo, donde los aprendices reclaman un protagonismo activo, basado en múltiples conexiones, transacciones cognitivas e interdependencias sinérgicas entre pares, inmersos en una cultura digital, donde es posible desarrollar problemas y actividades auténticas en colaboración, propiciando experiencias significativas. En este contexto, investigar acerca de la potencialidad que encierran las redes sociales, al ser dispuestas pedagógicamente, constituye un primer paso exploratorio con miras hacia ese proceso, de estructurar espacios online, donde gestionar, dinamizar y desplegar variados recursos, destinados a construir conocimiento en redes colaborativas de aprendizaje.

Bibliografía y referencias.

Cabedo, R. (2011) Las redes sociales en el contexto formativo del siglo XXI. Educaweb.com. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://www.educaweb.com/noticia/2011/01/31/redes-sociales-contexto-formativo-siglo-xxi-14569.html

Cobo, C. y Moravec, J. (2011) Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación. Col•lecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius / Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona. Barcelona. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://www.aprendizajeinvisible.com/download/AprendizajeInvisible.pdf

De Haro, J. (2010) Redes Sociales en Educación. Colegio Amor de Dios. Barcelona. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://eduredes.weebly.com/uploads/6/3/1/1/6311693/redes_sociales_educacion.pdf

DIIE (s. f.) Las estrategias y técnicas didácticas en el rediseño. Aprendizaje Colaborativo. Publicación de la Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo. Vicerrectoría Académica. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://sitios.itesm.mx/va/dide2/tecnicas_didacticas/ac/Colaborativo.pdf

García, F. et al. (2006) Nativos digitales y modelos de aprendizaje. Universidad de País Vasco. Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU). Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://spdece07.ehu.es/actas/Garcia.pdf

García, I. et al. (2010). Informe Horizon: Edición Iberoamericana 2010. Austin, Texas: The New Media Consortium& Universitat Oberta de Catalunya eLearn Center. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://www.nmc.org/pdf/2010-Horizon-Report-ib.pdf

Johnson, L. et al. (2009). Informe Horizon: Edición de 2009. Austin, Texas: The New Media Consortium& Universitat Oberta de Catalunya eLearn Center. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://www.nmc.org/pdf/2009-Horizon-Report-es.pdf

Llorens, F. y Capdeferro, N. (2011) Posibilidades de la plataforma Facebook para el aprendizaje colaborativo en línea. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento. Universitat Oberta de Catalunya. Vol. 8, n.º 2. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://rusc.uoc.edu/ojs/index.php/rusc/article/view/v8n2-llorens-capdeferro

Malhotra, Y. (2002) Information ecology and knowledge management: toward knowledge ecology for hiperturbulent organizational environment. UNESCO. Consultado el 17 de Septiembre de 2012 en  http://surface.syr.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1002&context=mgt

Prensky, M. (2001) Digital natives, digital immigrants. On the horizon, University Press, Vol. 9 No. 5, October 2001. Consultado el 01 de Septiembre de 2012 en http://www.marcprensky.com/writing/prensky%20-%20digital%20natives,%20digital%20immigrants%20-%20part1.pdf

Revista Comunicar (2012) Pedagogía de la interactividad. Revista científica iberoamericana de comunicación y educación, 38, XIX. (p. 51-58). Consultado el 17 de septiembre de 2012 en http://www.revistacomunicar.com/pdf/comunicar38.pdf

Santamaría, F. (2011) Ecologías del aprendizaje. Blog de Fernando Santamaría. Consultado el 17 de septiembre de 2012 en  http://fernandosantamaria.com/blog/tag/ecologia-del-aprendizaje/

Siemens, G. (2003) Learning Ecology, Communities, and Networks: Extending the classroom. Consultado el 17 de septiembre de 2012 en http://www.elearnspace.org/Articles/learning_communities.htm

Small, G. & Vorgan, G. (2008). Ibrain: Surviving the Technological. Alteration of the Modern Mind. Nueva York: Harper Collins.

UO Virtual (2004) Aprendizaje colaborativo en las redes de aprendizaje. UO Virtual. Universidad de Oriente. México. Consultado el 26 de agosto de 2012 en http://www.uovirtual.com.mx/moodle/lecturas/nute/5.pdf

Referencias Gráficas

Imagen destacada

http://www.nuevastecnologias.com/nuevas-tecnologias-aplicadas-educacion-02-11-2010/

Imágenes Internas

http://ahorrardinero.com.mx/tag/exigencias-de-las-tecnologias-de-la-informacion

http://saladehistoria.com/educacion/2012/02/22/escuela-y-aprendizaje-digital/

http://blog.marketingpoliticoenlared.com/2011/04/11/%E2%80%9Clas-nuevas-tecnologias-no-deben-ser-estrellas-solo-durante-la-campana/#

http://tecnologiaempresarialrs.blogspot.com/2010/09/son-necesarias-las-tecnologias-de.html

http://www.arriesgo.cl/2010/8-tecnologias-esenciales-para-el-emprendedor-actual/

http://elpueblo.com.co/creando-empresa-a-traves-de-las-nuevas-tecnologias/

About these ads

Comentarios

3 comentarios en “Aprendizaje en redes sociales online: apertura hacia la ecología del conocimiento

  1. That is a great tip particularly to those new to the
    blogosphere. Short but very accurate info… Appreciate your sharing this one.
    A must read post!

    Publicado por milwaukee seo | abril 17, 2013, 3:47 am
  2. De acuerdo con lo que dice Mc Carthy, que las redes sociales(facebook) son un medio de aprendizaje y se debe de aprovechar el boom en todo sentido, esta en constante evolucion y el futuro es promisorio en cuanto en tecnologia y sus aplicaciones en la educacion abierta en la red.

    Publicado por Anónimo | septiembre 30, 2013, 6:06 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Aprendizaje en redes sociales online: apertura hacia la ecología del conocimiento « Ubuntu y Software Libre al 150% - noviembre 11, 2012

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: