//
you're reading...
Educación, Entrevistas, Sociedad

Aquiles Lefno, educador chileno: “El lenguaje da para mucho, por eso hay que cuidarlo”

Valdiviano, profesor de Estado, ex inspector del Instituto Nacional y la Alianza Francesa, Inspector General y profesor de la Escuela de Artes y Oficio, profesor del Instituto Comercial Nº5 de Recoleta, la Escuela Industrial Nº1 de Santiago y la Escuela Básica B-13 de Quinta Normal, entre otros. Durante 43 años contribuyó a educar a las generaciones de viejos políticos y recién jubilados, con la misma mirada humanista con la que hoy nos entrega una perspectiva experimentada, reflexiva y abrazada a la espiritualidad.

Aquiles Lefno Aros (84 años) nos puede hablar de algo más que de pedagogía .

Con entusiasmo, espera entregar su excedente cognitivo acumulado por años entre charlas con sus colegas en el Paseo Ahumada, reuniones familiares, caminatas por el barrio y visitas al doctor. Nunca ha dejado de practicar su más genuina pasión: devorar cuanto libro, artículo y periódico se le cruce por delante, en la apacible tranquilidad de su hogar y la incondicional compañía de su esposa.

Ex dirigente vecinal de San Miguel, un hombre creyente, de convicciones tradicionales, orgulloso y protector de un abundante clan familiar, que sigue y admira sus sólidos principios. Suscriptor empedernido de la prensa escrita y todos sus suplementos, de los cuales se traga, sin compasión, hasta la publicidad.

Necesitamos líderes como Mandela, Ghandi o Dalai Lama, afirma, reflejando lo descubierto en sus parajes reflexivos.

Es el abuelo convencional que  tiene un importante cúmulo de ideas que, entre datos que sonarán nostálgicos para muchos, nos ha interesado difundir.

– ¿Cuál es su punto de vista sobre la realidad social en Chile y el mundo?

Asombro…  Asistimos en el país y el mundo a observar las inquietudes sociales y políticas: paros, fuertes declaraciones, marchas anunciadas y planificadas, etc. Con pasión se debate lo que ocurre en educación,  en política, y participan reconocidos especialistas, pero el  final no llega ni se divisa. Pareciera que tuvo razón un Presidente cuando afirmó en el pasado que “no hay sino dos clases de problemas en política, los que se resuelven solos y los que no tienen solución” (Nota de redacción: Ramón Barros Luco, Presidente de Chile entre 1910 y 1915). Los responsables de encontrar una solución están en otra, hacen encuestas, nombran comisiones, viajan; y de sorpresa, aparece un alto dirigente gremial despotricando contra los filósofos, entregando el resultado de un plebiscito… Amigo, “al buen callar llaman Sancho”.

El lenguaje hay que cuidarlo, puede prestarse a variadas interpretaciones, bien dice en Santiago 3, 1-12. El lenguaje es la herramienta del escritor para expresar su pensamiento. Y eso es lo que se persigue en las pruebas de comprensión de lectura en los colegios y universidades, mejorar el lenguaje para mejorar la comunicación. Si tú largas la lengua así no más, hieres a medio mundo.

Mucho depende de cómo se emplea el lenguaje. Si no es insultante y es atrayente, es seguro que va a conquistar lectores y oidores, pero si se emplea un lenguaje duro, se va a rechazar, y eso es lo que ha estado ocurriendo en la sociedad, no se sabe ocupar el lenguaje.

– Al parecer, desde su punto de vista, el lenguaje vendría siendo clave para la solución de nuestros problemas como sociedad…

Es la herramienta única que el buen escritor usa para exponer su obra y la esencia de sus pensamientos. Sin embargo, el lenguaje es el peor defecto que se descubre en la educación en Chile. Los niños no comprenden lo que leen, y continúa este defecto en la enseñanza media, saben de matemáticas y lo tecnológico, pero no comprenden un pensamiento político o social.

El lenguaje es una belleza, por eso existen los que cultivan archi bien el lenguaje. Cuando el escritor o el periodista es atrayentemente expresivo en sus escritos, es un aporte. Sin embargo, el lenguaje está polarizado. En este momento no hay un periodista político que se pueda escuchar con calma, hace años se escuchaba con mucho respeto a Luis Hernández Parker. Como era novedoso en lo que decía y era verdad, todo Chile lo escuchaba de la una y media a las dos de la tarde, por lo atrayente y lo punzante que era.  Al cultivar el lenguaje y enamorar al lector por la belleza de cómo lo dice, lo atrae, pero hay unos periodistas que no juntan ni pegan. El lenguaje da para mucho, por eso hay que cuidarlo.

– ¿Cómo se manifiesta esa polarización de la sociedad?

Se observa en un alto porcentaje de ciudadanos, jóvenes y adultos, que se polarizan al inicio de cualquier lectura: “si este es el autor, yo no lo leo”, o “si este es el animador, yo no lo escucho”. Se aprecia una polarización de los actores sociales, de toda la ciudadanía y en todos los medios de comunicación: prensa, radio, televisión, hasta en reuniones sociales menores. El fenómeno de la polarización se da en nuestro país en todas las actividades sociales.

Esto es un barbarismo, porque se desprecian valores, no se puede rechazar a un autor de gran valía por sólo tener una enemistad de cualquier tipo. Ese joven o niño polarizado ya está contaminado con el pensamiento político reinante. El no escuchar es un barbarismo. Por ejemplo, El tema siempre es otro, programa radial cuyo locutor es Juan Francisco Coloane, ciertos políticos no lo escuchan, porque es comunista, pero luego los encontramos de la mano con los DC en las elecciones. Eso es una alarma, una contradicción filosófica. Por ejemplo, yo cito a Santiago, a la Biblia, y van a pensar que soy un momio.

– ¿Qué cree que le hace falta a nuestra democracia para propiciar una sociedad más justa?

Los problemas en nuestro país no se solucionan solos, las palabras de Barros Luco no cuadran en nuestro país ahora, sobre todo si se observa que éstos se amplían cada vez más, y hay más violencia. Ejemplos concretos es lo que ocurre en el Senado, y censura a la mesa por no impedir el ingreso de los violentistas.

En el caos social que resulta de esto, y en todo debate, aparecen los líderes sociales, con un programa que quiere dar solución a todo, pero frente a estos líderes están nuestros políticos: senadores, diputados, alcaldes, todos con jugosos sueldos mensuales y otras regalías; a éstos la ciudadanía no les cree, están preocupados de su reelección y de los acuerdos para lograrlo.

Inquieta en nuestra sociedad otro fenómeno que no es menor, que está relacionado: el de los indignados. Es la expresión que mejor interpreta el resultado de la política social de mercado, no sólo en el país. El término indignado aparece públicamente y con fuerza en Norteamérica, porque los ricos son cada vez  más ricos, y los pobres más pobres. Los ricos botan el alimento que está por vencer y los pobres los recogen. Verdaderamente asombra. Entre nosotros, se ve con claridad la presencia de los indignados, pero empañada por la polarización de la sociedad.

– ¿Qué le dicen a usted las siguientes frases que emitieron hace poco algunos líderes del movimiento estudiantil*?:

“Para este país, la concertación y la derecha ya no son alternativa”:

Estoy plenamente de acuerdo con eso, más que 150% de acuerdo, tiene que ver con la polarización que reflejan y los disparates que han hecho.

“Hagámonos cargo de un movimiento social permanente”:

Estoy de acuerdo, siempre pensando en los jóvenes, y no en quienes ya están corrompidos. Esta idea de los movimientos sociales permanentes, se manifiesta en elecciones generales de reciente data, por ejemplo, en España, en Italia, en Grecia, y se van a dar en Estados Unidos y en Rusia.

En nuestro país, la intensidad de estos movimientos se manifiesta y empaña por la polarización en la que se ha colocado toda la ciudadanía, o es blanco o es negro, ejemplifiquemos: el homenaje a un ex militar en el Club Providencia; los temas tratados en estos días en la Enade, las votaciones efectuadas en el parlamento para el presupuesto de la educación; el bochorno mayúsculo producido en el Parque O`Higgins para la promoción de la música chilena, que se afirma que fue causada por los anarquistas. Es un fenómeno interesante. También es interesante conocer lo expresado por el sociólogo Alberto Mayol.

Un fenómeno positivo y de unidad nacional, que debería ser el espíritu de los movimientos sociales, es lo que se realza para la Teletón. Ojalá los anarquistas no la empañaran, como lo hicieron  en la inauguración, con el Presidente, y en el pedagógico, con el incendio de la micro.

“La mala educación impide desarrollar la capacidad de cuestionar el modelo establecido”:

Ahora no se educa. Como el profesor está polarizado, trasmite su pensamiento, un pensamiento pobre, egoísta. La buena educación debería llevar insinuaciones, propuestas, el profesor debería ser un funcionario culto, tolerante y pluralista, debería llevar enseñanzas nuevas, ser personas idóneas. Hay profesores que no se perfeccionan y que, sin embargo, se dan el lujo de dictar normas.

“Necesitamos la articulación de la diversidad de este país”:

Un pluralismo conductual, pero sin los actores actuales de la política nacional. Yo estoy indignado con los políticos.

“Este movimiento ha logrado despertar las conciencias”:

Sí, efectivamente ha despertado las conciencias. El movimiento social está interpretando a la ciudadanía, que ahora por cualquier cosa salta enseguida, y ha generado un despertar, un descubrir la situación económica y social, la ciudadanía afirma y corrobora la diversidad de intereses y necesidades económicas y sociales que vive, la sociedad toda, nacional y mundial vive un momento de caos, por las desigualdades y las injusticias. De ahí que observamos que la humanidad es como un concierto orquestal sin director, cada uno en su lugar, cada corriente en su lugar, cada partido en su lugar, contra éste y contra el otro, entonces la sociedad está revuelta.

Ha dicho un gran filósofo y sociólogo francés, Jack Rousseau, en “El contrato social”,que “el hombre nace bueno, la sociedad lo corrompe”.  Los grandes sociólogos están ahí, en Francia.  ¿Y quién lo va a arreglar? La educación, y vemos que la educación está desarmada. La educación debe desarrollarse por etapas, como los chinos. Desde la primera etapa, hay que enseñarle al niño que para comer tiene que sembrar. Hay que enseñarle para toda la vida, eso dicen los chinos, la filosofía de Confucio. Los chinos han sido lentos, pero muy duros, aguantan todo.

– ¿Quiénes cree usted que tienen un rol clave en el cambio social y el logro de una sociedad mejor?

¿A quién recurrir entonces? Necesitamos líderes como Mandela, Ghandi o Dalai Lama… con un mayor sosiego espiritual se aspira a estudiar y educar a la sociedad. “Gobernar es educar” dijo otro presidente (Nota de la redacción: Pedro Aguirre Cerda, Presidente de Chile entre 1938 y 1941). Se puede recurrir a la sociología, que tiene una valiosa literatura especializada…

Yo soy un admirador de la Camila Vallejo y los jóvenes. Como joven es un ideal, se parece a Don Quijote, en el sentido que dice “nosotros tenemos que cambiar todo esto”. En donde se discrepa es en su vinculación directa con el comunismo, ¿y tú recuerdas cuando te dije que a los políticos hay que borrarlos a todos?, además rechazó rotundamente la propuesta del Arzobispo, dijo “ah no, con la Iglesia nada”.

* Lanzamiento del libro “Otro Chile es posible” en la última Feria Internacional del Libro, noviembre de 2011.

Comentarios

2 comentarios en “Aquiles Lefno, educador chileno: “El lenguaje da para mucho, por eso hay que cuidarlo”

  1. Palabras certeras con sentido de una impronta y sabidaría.La experiencia señala que las comunidades que escucharón el sonar de los tambores de los mas sabios y experimentados siempre dejarón a las generaciones mas novicias la senda para caminar en un paso mejor,fraterno y mas firme.Felicito a mi colega Aquiles por la claridad de su visión y pensamiento.¿Y si hicieramos una amalgama de los gritos de los jovenes, que claman por días mejores, por tener un proyecto de vida digno, con el silencio elocuente y profundo de un gran maestro de este país,no cantaría otro gallo?Que bueno Colega y admirado Aquiles que aún no te retiras a los cuarteles de invierno.
    Aún te quedan muchos días para escuchar tus enseñanzas,aprender de ellas y entre todos ir hilvanado nuestra casa común como es Chile, enmarcado en los valores que tan bíen y con tanta claridad nos señalas.

    Publicado por Oscar Avello Lizana | diciembre 11, 2011, 12:44 am
  2. Aquiles Lefno,un maestro del lenguaje exquisito,hasta el dia de hoy le recuerdo,con respeto,admiracion y con mucho cariño,saludos desde Japon,gracias por este reporte de un maestro de verdad….

    Publicado por Jose Luis Alberto Vasquez Nagano | agosto 11, 2012, 12:05 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: